El Color en la Imagen Personal

El color es una pieza muy importante de la imagen personal. Si alguna vez te han preguntado si te sientes bien porque estas muy pálida o si dormiste bien la noche anterior porque te ves cansada y ojerosa, pudiera ser que simplemente tienes puesto un color que no te favorece.

Tenemos que aprender a utilizar los colores como herramientas para embellecer nuestras características físicas. Un color favorable puede hacer que tus ojos se vean más bonitos, alegres y brillantes. El secreto está en que los colores que te pongas estén en armonía con los colores que tienes en la tez, los ojos y en tu cabello.

Acostúmbrate a poner atención a los comentarios que te hace la gente. No es lo mismo que te digan que qué bien se te ve el color que llevas puesto a que te digan que les encanta el color de tu blusa. Aunque los dos comentarios son bien intencionados, cuando te dicen que les encantaba el color de tu blusa lo que en realidad te están diciendo es que el color de la prenda llama más la atención que tu y por lo tanto no es un color favorable para ti.

Para comprobar que el color que llevas puesto es el correcto, lo que debes hacer es mirarte al espejo con los ojos casi cerrados y fijarte que nada de lo que lleves puesto sobresalga más que tu. Proponte ser siempre la protagonista de tu imagen y que tu ropa y accesorios solo estén allí para adornar tu belleza. ¡No dejes que el color que llevas puesto hable antes que tú!